Matías de Biedma

Mis primeras practicas de yoga comenzaron en el año 2007. En aquel entonces ya había finalizado mis estudios universitarios y encontraba más tiempo para leer sobre textos espirituales. Estos temas fueron ganando cada vez mas interés en mi, pero caí en la cuenta que no iba a avanzar en mi camino únicamente leyendo. Es así como en el 2010 y luego de finalizar mi primer Vipassana en India, comencé mi practica espiritual.

Siempre estuve agradecido con mis maestros, considero que fueron un pilar importante en mi camino. Ellos me inspiraban de distintas maneras y sobre todo creían en mi. Me incentivaron a experimentar el yoga dentro mio y eso es lo que enseño, lo que surge de mi  propia experiencia. Matthew Vollmer es mi guía en este camino y actualmente asisto al KPJAYI en Mysore, India para practicar bajo la guía de Sharath Jois, quien me dio la Autorización Nivel 2 para enseñar este método tal cual me fue enseñado.

Confío en mi práctica, refleja mi vida. La elijo a diario, porque me equilibra, disciplina, organiza y sobre todo me llena de energía. Es mi espacio, es mi centro. Es en lo que creo y sé que así como me ayuda a desarrollarme como mejor persona y mejor profesor, también puede ayudar a todos aquellos que la practiquen y se comprometan. Todos se deben una oportunidad para conectar con su verdadero Ser.

Carola della Croce

Comencé con esta práctica por el 2010 en Buenos Aires, de donde vengo, buscando algo que me ayudara con el stress de mi vida diaria. Estaba muy desconectada de mi cuerpo, de la gente que me rodeaba y de mi misma pero aún así sentía algo dentro de mi ardiendo por algo de sentido en ese caos.

Esta práctica me transformó profundamente a mi y toda mi vida y estoy eternamente agradecida por eso. Desarrollé una perspectiva completamente nueva sobre mi cuerpo, mi mente, mis patrones y por lo tanto, mis relaciones. A través de esta práctica, descubrí nuevas dimensiones de compasión y aceptación. Estoy comprometida a compartir su poder transformador, la posibilidad de desarrollar una práctica nutritiva dedicada a sostener la vida diaria a través de un enfoque nuevo, honesto y amoroso.

Anualmente viajo a Mysore, India para poder practicar con mi maestro Sharath Jois en el KPJAYI y recibí su autorización para enseñar, manteniendo la pureza de este método y honrar así la tradición. Estoy agradecida de haber sigo guiada por este camino por Matthew y Carla Vollmer; fuente de inspiración y maestros que me recuerdan día a día por qué y para qué practico.

Elaine Haller

Empecé a practicar yoga en el 2008 mientras vivía en Tailandia. Mi curiosidad por la tradición del Ashtanga me llevó a mi primera clase Mysore a principios del 2013 y a mi primer viaje a la India; donde conocí la tradición budista tibetana, la cual me influenció profundamente. Después de regresar a Berlín para cursar mi maestría en Gestión de Conflictos Interculturales en 2014, comencé a practicar con mi maestro Matthew Vollmer y desde entonces, he mantenido una práctica diaria. También tuve la suerte de practicar en el KPJAYI con Sharath Jois.

Mi práctica diaria me ha dado estabilidad, alegría y fuerza en la vida diaria. Su enfoque meditativo me da compasión, bondad y aceptación, para mí y los otros. Me trae claridad a la mente y ligereza en el cuerpo. Asistir a Matias y Carola a diario en las clases Mysore, lo cual he estado haciendo desde septiembre de 2017, me permite compartir mi amor por la práctica.

Rafael Martínez

A principios del 2016 después de años de estudiar guitarra de Jazz surgió la oportunidad de probar el método de Ashtanga yoga. Mi cuerpo estaba bastante enrevesado después de tantos años de posturas inadecuadas al tocar mi instrumento, todos mis miembros estaban muy torcidos. Inmediatamente después de la primera práctica supe que había mucho más por descubrir que solo los beneficios físicos de esta meditación en movimiento, una forma más clara y sincera de verme y ver a los demás; así como desde el silencio y la respiración conectar genuinamente con las personas. Desde el 2009 práctico el método de sanación energética Reiki, en el linaje Usui, que me fue entregado a través de mi Madre, una poderosa herramienta que me ayuda a indagar profundamente en mi práctica diaria.

Durante mis primeros pasos en este camino fueron Carla y Matthew Vollmer quienes me guiaron, y continuan inspirándome. En este momento de mi vida, Carola y Matías con mucho amor y ternura me guían y apoyan diariamente . Es una gran dicha para mí, cada día, poder asistirles.